Sevilla en dos días
atardeer

¿Vas a viajar a la Madre Patria?

Y… ¡todavía no sabes qué ciudad visitar! Te recomendamos que vayas a la capital andaluza.

 No importa si solo tienes un par de días o una semana… Podrá resultarte extraño, pero sin problema conseguirías visitar los sitios más emblemáticos de Sevilla en tan sólo un fin de semana ¡Pruébalo!

¿Tienes poco tiempo para recorrer las ciudades más importantes de España? No necesitas más que dos días para enamorarte de Sevilla, organiza un itinerario flexible y aventúrate. Cada vez son más los turistas que eligen la cuna del flamenco para vacacionar; y  es que la ciudad tiene muchos atractivos: locaciones cinematográficas, palacios, plazas, barrios y una exquisita cocina ¡qué más puedes pedir!

A continuación, te decimos todo lo que puedes hacer durante dos días en la mágica metrópoli construida por el mismísimo Hércules (descubre esta y otras leyendas durante tu estancia). Lo ideal es que ocupes el primer día para visitar los edificios emblemáticos y conocer Sevilla bajo la luz de la luna y las estrellas; así el segundo día puede estar mucho más relajado, para que no te agotes y tengas las pilas suficientes para emprender la próxima aventura.

Día uno en Sevilla

Para comenzar tu experiencia por las calles de este edén, te recomendamos que tengas a la mano un buen par de calzado (súper cómodo), unas gafas de sol y toda la actitud.

Torre de Oro: Situada a las orillas del río Guadalquivir, es un verdadero monumento, digno de una postal. Guarda muchos misterios, por ejemplo, ¿sabías que…? El propósito con el que se construyó fue salvaguardar la ciudad de posibles invasiones y que actualmente su interior alberga el Museo Naval. La puedes visitar por la mañana o por la tarde, cuando el sol pega de frente sobre sus muros. Es un espectáculo hermoso ¡tienes que verlo!

Catedral de Sevilla: Es un ícono indiscutible de esta ciudad. Se trata de una de las catedrales más grandes del mundo, en ella se concentran los estilos gótico, renacentista y barroco. El recorrido debe ser sereno, pues será necesario dedicarle un par de horas.

La Giralda: Si lo que te interesa es obtener las mejores panorámicas de la ciudad, no te puedes perder el paseo por la Giralda, se trata de un edificio de más de noventa metros de altura ¡visible desde cualquier punto de la urbe! Para muchos es el mirador por excelencia. Es curioso que cuando se construyó no se hayan contemplado las escaleras para ascender de un nivel a otro  – en su lugar se implementaron alrededor de 35 rampas- puede sonar una misión imposible alcanzar la cima, pero captar la esencia de Sevilla, desde ahí, es la mejor recompensa.

Para este punto del día seguro que ya tendrás hambre, será mejor que pongas una pausa al itinerario y vayas por unas deliciosas tapas, después de haber degustado la gastronomía local puedes retomar la agenda y moverte hacia tu siguiente parada.

Real Alcázar: ¿eres fanático de Games of Thrones? Seguramente recuerdas la aparición estelar de este palacio, imagínate postear una selfie desde este lugar ¡serás la sensación! No obstante, si la serie no es de tu agrado, no te preocupes, que el tiempo que le dediques valdrá la pena, es el lugar donde convergen más de tres civilizaciones y la belleza de sus jardines no tiene comparación.  

Plaza España: Tienes que recorrerla a pie y preferentemente por la tarde cuando el ocaso está en todo su esplendor. Fue set para la grabación de un par de escenas en la tercera entrega de Star Wars, a lo largo de esta plaza se encuentran azulejos que representan a las provincias de España (podrías admirar la pieza que simboliza a tu nación), por si fuera poco tiene un atractivo extra ¡un paseo en bote! Si vas en pareja sería un plan perfecto.

Puente de Triana: Una vez que haya caído la noche dirígete al Barrio de Triana, después de que lo hayas recorrido dedícale unos minutos al puente que lleva ese mismo nombre. Con la obscuridad de la noche la iluminación artificial luce estupenda y le otorga todo para ser uno de los mejores escenarios para tomas fotográficas nocturnas.

Si todavía tienes energía o has terminado muy temprano de estas actividades, espera a que hayan entrado las últimas horas del día y conocer la capital de Andalucía por la noche, sal a cenar, por un tarro de cerveza o a escuchar buena música en algunos de sus bares. Las caminatas hasta antes de las diez suelen ser una buena alternativa, Sevilla es romántica y bohemia por naturaleza.

Día dos en la capital andaluza

¿Estás listo para continuar con el recorrido? Tu segundo y último día en Sevilla tiene que ser inolvidable, posiblemente para cuando despierte ya habrás encontrado un motivo para regresar muy pronto. Pero si no es así todavía puedes hallarlo. Por la mañana puedes asistir a lugares un poco más históricos y pasado el mediodía buscar algo con más espectáculo.

Museo de Bellas Artes: La temática es totalmente cultural, pues el edificio se destinó a las artes plásticas, dentro de las instalaciones se exhiben varias obras reconocidas a nivel internacional y desde luego local, el acceso es gratuito. Es perfecto para comenzar tu día, antes de que haya largas filas para entrar o el sol resulte molesto por el ascenso en la temperatura.

Castillo de San Jorge: Durante la época de la conquista fue la sede de la Santa Inquisición, actualmente puedes entrar hasta los calabozos, recorrer cada uno de sus pasillos y aprender más sobre esa etapa de la historia.

 Archivo de Indias: ¿Cómo te caería mirar de cerca un texto redactado por Cristóbal Colón? Esta actividad no te va a generar ningún gasto y puedes tener contacto con más de cinco mil mapas, textos y dibujos genuinos que datan de la época en que se descubrió América.

Elige un lugar para comer que esté cerca de tu siguiente parada para que no te cueste mucho el traslado y puedas reanudar la aventura a la brevedad.

Parque de María Luisa: Procura arribar a él después de la hora de la comida, para que puedas descansar de una manera placentera, como toda buena área verde tiene majestuosas fuentes de agua, caminos que te llevan de un paisaje divino a otro igual de maravilloso. Tiene un espíritu muy pintoresco, el lugar ideal si viajas en pareja.

Barrio Judío: Es uno de los barrios más reconocidos en la región, su principal atractivo son las monumentales iglesias, las leyendas que envuelven las casas de la plaza Santa Cruz y la arquitectura que podrás admirar.

Tablaos Flamencos: Antes de despedirte de tierras hispanas es requisito que acudas a un tablao, para que presencies una función del mundialmente reconocido flamenco. Es el baile con más historia en España, sello característico de Sevilla, lleno de alegría y magia ¡déjate cautivar!

Finalmente, Sevilla es mucho más y limitarte a estos sitios sería muy egoísta por lo que serás tú quien decida qué ver, cuándo y cómo. Lo importante es que te diviertas mucho, lo pases genial y tengas muchas ganas de volver en más de una ocasión ¡vive tu experiencia!

 

Información sobre el Artículo
Sevilla en dos días
Sevilla en dos días
¿Vas a viajar a la Madre Patria? Y… ¡todavía no sabes qué ciudad visitar! Te recomendamos que vayas a la capital andaluza.
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja una respuesta